Los ojos de Pontil

 (Información obtenida del curso de Postgrado en ingeniería del Medio Ambiente 1998-1999 de D. Bernardo Lario Bielsa).

El espacio natural donde se encuentran los manantiales comprende unas 6 Has. Tres de las cuales y donde se encuentran los alumbramientos más importantes, son propiedad del ayuntamiento de Rueda de Jalón, el resto de terrenos, son de particulares.

La vegetación dominante esta compuesta por gramíneas, de las que destacamos: carrizos, juncos, aneas y formaciones pratenses.

En diferentes zonas del humedal, pero sobre todo en el lindero oeste, aparecen árboles plantados por agricultores de la zona, destaca el seto formado por árboles del paraíso. También podemos encontrar, chopos, tamarices, sauces, frutales y un platanero.

Las algas acuáticas se desarrollan en los manantiales y en los cursos de las acequias.

Los terrenos que rodean a los de propiedad municipal, no se cultivan en la actualidad, a principios de siglo se cultivaba arroz. La vegetación se ha instalado en los últimos años, ampliándose la zona de pastizal. En los campos más alejados se cultivan frutales y hortalizas.

En las aguas de los manantiales y de las acequias, viven varias especies de peces, como gambusias, barbo, gobio y madrillas.

También en las aguas viven una serie de invertebrados acuáticos, en el que destacan, la clase gasterópodos y lamelibranquios.

La zona sirve de dormidero y lugar de alimentación  a varias aves.

Entre las sedentarias destacamos,  polla de agua, rascón, ruiseñor bastardo, triguero.  En las invernantes destacan, petirrojo, mirlo, zorzal, escribano palustre, bisbita común y ribereña.

Rapaces como el ratonero, cernícalo y aguilucho pálido tienen sus cazaderos en la zona a estudio.

Los mamíferos están representados, por topillos, rata común, ratones de campo, comadrejas, tejones y zorros.

Historia

Las primeras reseñas que nos aparecen de los manantiales denominados “Ojos de Pontil”, las encontramos en las Ordenanzas  del Sindicato de Riegos de Rueda de Jalón de 5 de abril de 1908. En las mismas podemos leer; “Acequia de Pontil, se alimenta de un manantial continuo que nace en el término municipal de Rueda de Jalón, cuyo alumbramiento se verifica en el punto titulado Ojos de Pontil y sitio denominado El Prado; siguiendo por su cauce natural hasta diez metros de la Carretera de Borja a Rueda, en cuyo punto divide las aguas un partidero llamado Agujas, en dos acequias denominadas de Pontil, que fertiliza las tierras de Rueda, y de Longás, que lo verifica en las de Urrea y Plasencia.

Por consecuencia de diferentes sentencias de los tribunales de Justicia y derechos otorgados antes del año 1398, en favor de los vecinos de Rueda de Jalón; los regantes de la referida acequia de Longás, no pueden cruzar o parar la aguja de la de Pontil, mientras las necesidades de los regantes de ésta lo impongan; por el contrario, los de la susodicha acequia Pontil, pueden verificarlo en la de Longás.

El alumbramiento se efectúa sin interrupción alguna, y el derecho reconocido es en la forma expresada para regar ciento cuarenta y siete cahices, cinco anegas y dos almudes de tierra. No pudiéndose precisar el volumen fluido por no estar fijado.

Su origen es de tiempo inmemorial. Fue propiedad del Conde de Aranda, el cual ejerció soberanía sobre estos términos hasta el año 1398, en el que por consecuencia del Fuero de “aprehensionibus” que sancionó el rey D. Martín, en Zaragoza quedó en beneficio de los vecinos de esta villa, el aprovechamiento, alumbramiento y pertenencia de las aguas”.

Es mucha la bibliografía donde aparecen refregadas las aguas provenientes de los “Ojos de Pontil”, sobre todo en los sucesivos litigios, que los pueblos de abajo han tenido con el de Rueda de Jalón por la distribución y cantidad de agua  a repartir para cada pueblo.

Usos del agua. Reparto.

El agua que mana de los “Ojos de Pontil”, discurre por la acequia principal hasta llegar al lugar conocido como agujas ó módulo, donde el agua es divida en dos acequias, la de Pontil que riega las tierras de Rueda, y la de Longás que lo hace en los pueblos de Urrea y Plasencia. Según la Confederación Hidrográfica del Ebro, la superficie regada es de 750 ha.    

También se deriva el agua, por un canal conocido como “Riego de Pinillos”. Esta pequeña acequia tiene su origen en los manantiales y  por medio de una alberca y su correspondiente tajadera se conduce el agua a los campos a través del citado canal. Hasta principios del siglo XX por esta acequia, solo podía, regar el citado “Pinillos”, que tenia en propiedad el agua que discurría por el citado canal.

La acequia de Pontil, riega aproximadamente 90 ha. de la vieja huerta de Rueda. La de “Pinillos” aproximadamente 25 ha.

En la actualidad en principal cultivo que riegan las aguas, son árboles frutales, destacando  por su calidad, la especie Pirus communis (Peral) y en particular la variedad “Pera de agua”.

En anteriores épocas, los cultivos predominantes fueron por orden de antigüedad, trigo, cebada, lino,  cáñamo, remolacha, maíz. Mención a parte, es el cultivo de las hortalizas, por la calidad de las mismas, ya que las regadas por la acequia de “Pontil” son mucho mejor que las regadas por otras acequias. Tiene fama en la comarca, por su calidad, las judías secas cultivadas en los campos regados con el agua de “Pontil”.

Visita ojos de Pontil

Duración: Una hora, aproximadamente.
Itinerario: Circular. Totalmente señalizado.
Dificultad: Baja.
Época recomendada: Cualquiera.
Observaciones: Seguir las recomendaciones que se hallan a la entrada del recinto. Para concertar visitas o entrar al recinto es necesario llamar por teléfono al ayuntamiento de la localidad, al número 976604639.

Más información en la página web de la asociación www.ojosdepontil.org